Cada persona, adulto o niño, tiene su habitación o su espacio con sus cosas: muebles, libros, ropa, juguetes, etc. Este conjunto de objetos que cada uno tiene, hacen de cada casa un entorno cálido, familiar y confortable, con recuerdos y sensaciones que nos satisfacen y nos relaja.
Pero, ¿y si ese espacio pequeño y cerrado que tenemos cada uno, no fuera tan ordinario? ¿Sería igual de apetecible y acogedor?

Concepto

El principal concepto es el hogar. Hablo del rincón que tenemos todos en casa donde obtenemos intimidad y tranquilidad. Da igual el tipo de vivienda que sea. Pero el concepto de vivienda en nuestra sociedad se asienta en un espacio cerrado entre muros de piedra o ladrillo. No necesitamos estar encerrados entre paredes para encontrar nuestra tranquilidad y relajarnos, para encontrar intimidad. Necesitamos sentirnos bien y en paz, y qué mejor lugar que la naturaleza, ya sea en el bosque, en la montaña, en la playa...
Nos tenemos que deshacer de nuestras barreras físicas y emocionales para encontrar confort y tranquilidad, pero sin dejar de estar acompañados de esos objetos que, mediante su tacto u olor, nos hacen recordar y nos hacen sentir estar en un entorno familiar y seguro.

Creación

Tanto lo material como emocional de cada espacio especial de la casa, me lo llevo al exterior, lejos de ese sitio cerrado donde siempre está almacenado. Mi objetivo es la de atraer al espectador de tal forma que desear estar, necesite encontrarse en ese lugar hogareño que he creado en el exterior.

Obra